Buscar
  • Teresa Diaz

5 pasos para crear tu portafolio digital

En la actualidad, los portafolios digitales representan un recursos importantísimo para abrirse camino en el campo laboral y/o para promocionar tu negocio. Teniendo esto en cuenta, a continuación comparto contigo algunos aspectos básicos de los portafolios digitales y los pasos necesarios para crearlos.


¿Qué es un portafolio digital?

Es una presentación que muestra la calidad de los mejores trabajos realizados por ti, por lo general se utiliza con fines de promoción de productos o servicios a nivel independiente o empresarial, así como también puede ser valorado con fines laborales en el ámbito profesional.


Lee nuestro blog: Conoce las 5 mejores ideas para mejorar la carga de tu página web.


Beneficios

Aunque el uso de los portafolios digitales inicia con la industria visual relacionada con el diseño, publicidad, modas o animación, hoy día prácticamente se pueden utilizar en cualquier actividad o labor para dejar ver las habilidades y la impronta que marca el estilo y esencia personal de su dueño. Adicionalmente permite compartir lo que se hace de una manera original y facilita los contactos.


Elementos de un portafolio digital

Un portafolio digital es una construcción progresiva que se puede ir perfeccionando y actualizando constantemente, por tanto vale la pena dedicarle tiempo, esfuerzo, presupuesto e inspiración. Son infinitos los diseños y estilos que pueden tener.

No obstante, fundamentalmente su estructura puede incluir una autobiografía, documentos que respalden tu trayectoria como Currículo Vitae, perfil de Linkedin o redes sociales, testimonios de clientes, reconocimientos e información de tus datos de contacto.


Tu portafolio digital en 5 pasos


  • Selecciona la mejor herramienta para crear tu portafolio.

Existe una extensa variedad de herramientas que puedes utilizar ajustadas a tus conocimientos y presupuesto, pueden ser gratuitas o pagas. Lo ideal es utilizar las especializadas para la creación de portafolios digitales.


  • Crea una primera cara de impacto.

El propósito es que tengas una página de inicio visualmente atractiva que invite a los visitantes a quedarse, ver más y en definitiva a mostrarse interesado por tu trabajo o servicios. Debe ser sencilla, concisa, fácil de navegar y con un diseño ajustado a tu estilo.


  • Esmérate en presentar la mejor versión de ti.

Preséntate de manera adecuada, describe claramente quién eres, a qué te dedicas, cómo lo haces y por qué. Concéntrate en describir tus logros y deja ver las habilidades que te hacen destacar en tu trayectoria profesional. Apóyate con tu CV, enlaces o testimonios relevantes.


  • Muestra lo mejor que haces de manera convincente.

Tómate el tiempo necesario para seleccionar solo una muestra de tus trabajos con los resultados o beneficios más sobresalientes y de mayor calidad. Utiliza ejemplos, imágenes y recursos audiovisuales para explicar cómo tus ideas destacan, cuáles responsabilidades has tenido y cómo has sorteado los obstáculos.

  • Asegura que puedan contactarte fácilmente.

Es importante que comuniques con claridad que estás disponible y que puedan contactarte con facilidad, puede ser utilizando una pestaña o agregando tus datos de contacto en diferentes lugares del portafolio, ejemplo: teléfono, correo electrónico, link de tu cuenta en redes sociales.




32 visualizaciones0 comentarios