Buscar
  • Teresa Diaz

Marketing vertical | Guía para principiantes

El marketing vertical puede convertirse en una estrategia de gran utilidad para evolucionar y hacer crecer tu emprendimiento. Como sistema ofrece probabilidades de éxito en el corto plazo, minimización de costos y riesgos para cualquier empresa que considere conveniente utilizarlo independientemente de su tamaño y naturaleza. A continuación te presentamos una guía básica para iniciarte en la materia.


¿Qué es el marketing vertical?

Es el sistema mediante el cual funciona un sector de manera global. Consiste en una estrategia centrada en la colaboración de distintas empresas interesadas en optimizar su manera de trabajar y en donde cada una está especializada en uno o varios de los procesos necesarios desde la creación del producto hasta que el consumidor lo compra.


Miembros del sistema

Lo integran los implicados en el canal de distribución.


  • Productor: extrae o crea el producto.

  • Mayorista: recibe todos los productos creados, los almacena y reparte a los minoristas.

  • Minorista: se encarga de la venta.


Propósito

Su intención es especializar a las empresas en un sector en específico del mercado para obtener ventajas competitivas frente al consumidor y el resto de las empresas. De esta forma se crea una diversidad de productos muy similares entre sí, a los fines de presentar diferentes versiones que logren abarcar a todos los clientes que existen en el mercado. Por ejemplo: leche y derivados lácteos.


Tipos de sistemas de marketing vertical

Corporativo. Representativo de las empresas o corporaciones que tienen la capacidad de realizar por cuenta propia todo el proceso de extracción o producción de un producto hasta su distribución. La empresa es un fuerte competidor que abarca todos los niveles de trabajo y tiene dominio del mercado. Las empresas de alimentos capaces de crear sus productos, distribuirlos y venderlos son un ejemplo convencional de este tipo de sistema.


Lee también: Marketing para restaurantes.


Contractual. Es el típico sistema de franquicias, donde grandes empresas ofrecen licencias de sus productos a pequeños inversores para que trabajen de manera independiente pero integrada a un contrato con pautas claras y definidas sobre los procesos de venta del producto para tener mejores beneficios de los que se logran trabajando de forma aislada.


Administrado. En este sistema no hay contrato entre los miembros del canal de producción y distribución, pero las actividades están dominadas por cualquiera de los miembros que sea más fuerte e influyente dentro del canal.


Cómo aplicar el marketing vertical

Delimitar el sector. El marketing vertical se centra en estrategias orientadas a un sector específico de consumidores para lograr posiciones de liderazgo, por tanto el primer paso es conocer profundamente el sector al que se va a dirigir, delimitarlo claramente reduciendo las posibilidades para centrar los esfuerzos.

Segmentar en subgrupos. Delimitado el sector, se divide al máximo en subgrupos de consumidores con necesidades específicas que son el punto de partida para el desarrollo de nuevos productos o servicios.

Conoce al cliente objetivo. A fin de saber cuáles son las estrategias a desarrollar, tomando en cuenta sus necesidades, gustos, poder adquisitivo, preferencias, edad, entre otros.




6 visualizaciones0 comentarios